Primero de mayo y la autoexplotación

Desde el año 1889 se celebra el 1º de mayo en España

En el día del trabajador se reivindican los derechos laborales y se conmemoran los avances sociales. Se trata de contener los abusos de la patronal sobre los trabajadores. Desde un punto sociológico, la sociedad liberal ha evolucionado hacia un tipo de relación laboral muy interesante.

Byung-Chul Han es un filosofo, surcoreano alemán, que lleva años reflexionando sobre la necesidad de revisar, de manera radical, nuestro modo de vida. Hace diez años publicó La sociedad del cansancio, donde describe la fatiga social -ahora aumentado por la pandemia- como una enfermedad de la sociedad neoliberal del rendimiento.

“Nos explotamos voluntaria y apasionadamente creyendo que nos estamos realizando”, nos dice el filósofo Byung-Chul Han.

La coerción externa se ha cambiado por la idea de que debemos rendir cada vez más y dar buena imagen; así creemos que nos realizamos y optimizamos.  Vaya, que nos explotamos a nosotros mismos como si estuviéramos en un campo de trabajo forzado en el que somos al mismo tiempo empresario y obrero, prisionero y vigilante.  A cambio, tenemos una sensación de libertad agotadora y deliciosa al mismo tiempo.

Límite: 80 horas

Los trabajadores de Goldman Sachs han hecho una huelga para reivindicar no trabajar mas de 80 horas a la semana. Pero eso solo pasa en el primer mundo. En otros mundos se continúa explotando y negando avances sociales que coartan la dignidad de las personas. 

Marx se revolvería en su tumba por lo que pasa en el planeta.  Lo que queda claro es que tenemos que revisar el tipo de sociedad en la que vivimos.

¡Feliz Primero de Mayo! 

Abrir chat