Trabajar en equipo y para el equipo

Un día fuera de la oficina

A veces es necesario hacer un reset. Reiniciarse para seguir caminando con paso firme. Parar, reflexionar, compartir…. y “ponerse deberes”, para que no quede todo en una mañana de diversión fuera de la oficina. Eso es lo que hicimos con el equipo de Deacorde, agencia de marketing y comunicación, con la que llevamos un tiempo trabajando juntos, y con quien nos encontramos en el Golf de Son Muntaner, preparados para un team building.

Pep Toni, Laura, Miguel Ángel, Patricia, Toni, Araceli y Maca compartieron unas horas de trabajo en equipo que comenzó con un juego tan simple como pasarse unos a otros una pelota de tenis. ¿Serán capaces de ir rebajando los tiempos del juego? ¡Les costó un rato! pero, al final, poniendo en común posibles soluciones, lo consiguieron: trabajando en equipo. Primera lección del día.

Ver que juntos podemos llegar a una solución, mejorando nuestra manera de hacer, te deja muy satisfecho, como puede apreciarse en la foto.

Con energía y optimismo, llegó el momento de las presentaciones

Sí, porque aunque, compartimos muchas horas al día en el mismo espacio, aunque veces comemos juntos en la oficina o hacemos un break para el café, ¿realmente nos conocemos?

Organizamos una presentaciones individuales siguiendo el modelo PechaKucha; un formato de presentación a través de 20 diapositivas mostradas durante 20 segundos cada una, para explicar desde quién eres, a cuáles son tus aficiones o deseos de futuro.

Así, los deacorderos comprobaron que Toni y Laura son dos apasionados del cine; que Patricia, Maca y Araceli comparten  el deseo de desarrollar el superpoder de la transportación; que Pep Toni es un apasionado de la música, y que Miguel Ángel detesta tanto el brócoli como la falta de respeto.  Saber un poco más cómo es el compañero, también favorece la conexión y las buenas ideas.

Después llegó la parte más formal, pero también necesaria. Primero, conocer la empresa, lo que hizo de forma muy amena Miguel Ángel Payeras, como socio de Deacorde, teniendo en cuenta que hay trabajadores recién incorporados. Y después, la puesta en común de aspectos a mejorar y a desarrollar. Lo hicimos a través de varias dinámicas que permitieron, principalmente, ser muy concretos. Así, los deacorderos pudieron llevarse los “deberes a casa” y responsabilizarse cada uno de una o varias acciones que después han seguido ya en su oficina.

¿Habéis celebrado alguna dinámica parecida con vuestro equipo o estáis pensando en llevarla a cabo?

Os aseguramos que una buena puesta a punto a tiempo, consigue grandes resultados.

Los testimonios

Laura: “Yo creo que fue una oportunidad para poder hablar y comentar temas que nos preocupan, ya que quizás en el día a día no se tiene tanto esta posibilidad. Nos sirvió para escuchar las sensaciones de los demás y para poder expresar las de cada uno”.

Patricia: “Yo creo que la sesión participativa nos sirvió para tener claros nuestros objetivos e ir a por ellos”.

Toni: “Escuchamos lo que cada uno quiso contar, abrimos las ventanas y dejamos entrar el aire. Dimos pasos hacia adelante y hacia los lados para expandir. Y escuchamos con claridad las notas del acorde de nuestro nombre. Ganas”.

Araceli: “Para mi este team building fue una mezcla de emociones. A veces me digo, ¿por qué me estaré complicado así la vida? Entonces pienso en mi equipo y en nuestros clientes y veo que esto es lo que quiero hacer; con mi socio Miguel Ángel al lado, claro. Gracias a Lilian Goberna y al equipo de Go Consulting porque conseguís que nos superemos. ¡A vuestro lado, aprendemos!”

Abrir chat